Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

21/9/2020  
      en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
Políticas
Políticas de inclusión
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad y consumo
Deportes
Debates
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias jóvenes
Empresas y RSC
Universidades
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
El 68% de las empresas aseguró no haber desinvertido en México por razones de seguridad
La posible salida de México de Telefónica
Las empresas brasileñas deben mejorar en materia de DDHH
ACCOR MÉXICO
AMANCO DE MÉXICO
AMERICAN EXPRESS COMPANY (MÉXICO) S.A. DE C.V.
AMWAY DE MÉXICO
ARANCIA INDUSTRIAL
ARCA CONTINENTAL
BBVA BANCOMER
CADENA COMERCIAL OXXO, S.A. DE C.V.
CEMEX MÉXICO
CEUTA PRODUCE.
CINÉPOLIS
COCA - COLA DE MÉXICO
COOPERATIVA LA CRUZ AZUL, S.C.L
DANONE DE MÉXICO
DEL CAMPO Y ASOCIADOS S.A. DE C.V
DELOITTE
DELPHINUS
DESCAFEINADORES MEXICANOS S.A. DE C.V
EDENRED
ELI LILLY MÉXICO
EXPOK 
FEMSA LOGISTICA, S.A. DE C.V.
FINANCIERA INDEPENDENCIA
FINANCIERA PLANFIA
GAS NATURAL FENOSA EN MÉXICO
GNP SEGUROS
GRUPO ANJOR
GRUPO BIMBO
GRUPO CEMENTOS DE CHIHUAHUA
GRUPO DOLPHIN DISCOVERY
GRUPO FINANCIERO MONEX
GRUPO LALA
GRUPO MODELO
GRUPO PEÑAFIEL
GRUPO ZAPATA
HEWLETT PACKARD MÉXICO
HOLCIM MÉXICO S.A DE C.V
HOLDING DEL GOLFO
IMBERA (FEMSA EMPAQUES)
INDUSTRIAS PEÑOLES, S.A.B. DE C.V.
INTERCERAMIC
INTERPROTECCIÓN
ISBAN MÉXICO, S.A. DE C.V.
J.P. MORGAN GRUPO FINANCIERO, S.A. DE C.V.
JANSSEN DE MÉXICO, S. DE R.L. DE C.V.
JÁUREGUI, NAVARRETE Y DEL VALLE S.C.
JUGOS DEL VALLE
LABORATORIOS LIOMONT
MANPOWER GROUP
METLIFE MÉXICO
MICROSOFT MÉXICO
MONDELÉZ INTERNATIONAL
NESTLÉ MÉXICO, S.A. DE C.V.
NEXTEL DE MÉXICO
NOVARTIS
NUEVA AGROINDUSTRIAS DEL NORTE
PEPSICO ALIMENTOS MÉXICO
PHILIPS MEXICANA, S.A. DE C.V.
PRODUBAN MÉXICO
PRODUCTOS MEDIX S.A. DE C.V.
PROVIDENT MÉXICO
PWC MÉXICO
SANTANDER
SC JOHNSON
SEGUROS MONTERREY NEW YORK LIFE
SHELL
SIEMENS
SISTEMA DE CRÉDITO AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V. (SICREA)
SODEXO MÉXICO ON-SITE SERVICES
SOLUCIONES 24/7
SOLUCIONES DINÁMICAS
SUKARNE
SURA MÉXICO
TELEFÓNICA MÉXICO
TELÉFONOS DE MÉXICO S.A.B. DE C.V. 
US COTTON MÉXICO S. DE R.L. DE C.V
WALMART DE MÉXICO Y CENTROAMÉRICA
ZIMAT CONSULTORES
UNIVERSIDADES Ampliar +  
UNAM relanza su canal de televisión
El conflicto en Iztapalapa continúa durante el periodo de vacaciones de la UNAM
Finaliza la tensión entre los estudiantes de la unidad Xochimilco y la UNAM
 Universidades










































TESIS Y TESINAS
Muchas dudas sobre la respuesta de nuestras defensas

Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección


Existen muchas dudas sobre la respuesta de nuestras defensas al nuevo coronavirus y si estas generan una inmunidad duradera. Aunque buena parte de los pacientes que se recuperan desarrollan anticuerpos, los estudios no se ponen aún de acuerdo sobre cuántos de ellos lo hacen. Además, la presencia de anticuerpos no significa necesariamente que exista memoria contra una posible reinfección.
Jesús Méndez / SINC 27 de mayo de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en TwitterComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
 Noticias relacionadas
 La inversión española en I+D, menor a la de hace 10 años, acentúa la desconvergencia con Europa
 España participa en el repositorio europeo de metadatos de investigación clínica sobre COVID-19
 Españoles "filman" la primera medición cuántica y demuestran que es un proceso real, no idealidad
 Europa logra recaudar 7.400 millones para que haya pronto vacunas accesibles contra el coronavirus

Ahora, un estudio publicado en la revista Cell da motivos para el optimismo: los pacientes recuperados de la enfermedad parecen desarrollan las células y los rasgos típicos de una respuesta duradera. De confirmarse, sería positivo por dos razones diferentes: porque al menos durante un tiempo protegerían frente a un nuevo contacto con el virus y porque significaría un obstáculo menos para una posible vacuna.

Además, el estudio lanza una hipótesis atractiva. Al analizar la sangre recogida de voluntarios sanos antes de la pandemia, aproximadamente la mitad de ellos presentaba también células de memoria contra el nuevo coronavirus. La idea es que, en algunas personas, las infecciones pasadas con coronavirus típicos del resfriado podrían dar lugar a una inmunidad cruzada y conferirles así cierta protección.

En algunas personas, las infecciones pasadas con coronavirus típicos del resfriado podrían dar lugar a inmunidad cruzada y conferirles así cierta protección

Estos resultados son todavía muy preliminares, pero de confirmarse llevarían a interpretaciones importantes: podrían explicar parte de la variabilidad de los síntomas entre personas con similares factores de riesgo, contribuirían a explicar la menor gravedad de la infección en los niños —que sufren resfriados mucho más frecuentemente— y, aunque no cambiarían las medidas para evitar los contagios, aumentaría el porcentaje de personas con algún tipo de protección frente a la enfermedad.

La importancia de los linfocitos 

Los linfocitos son células cruciales en nuestro sistema de defensa. Se diferencian en tres tipos, de los cuales en este estudio importan dos: los B —que producen los anticuerpos— y los T —responsables de la inmunidad celular—. A su vez, estos últimos se dividen en otros dos: los CD4, o colaboradores, y los CD8, o asesinos.

Los linfocitos T CD4 colaboran con los B para que estos produzcan anticuerpos y “no solo permiten tener una mejor memoria contra la infección, sino que los anticuerpos generados suelen ser de mejor calidad”, explica Julià Blanco, jefe del grupo de Inmunología y Virología Celular en el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, en Barcelona.

A los CD8 se les llama citotóxicos o asesinos. No evitan la infección porque no bloquean la entrada de microorganismos a la célula, sino que luchan directamente contra ellos una vez han entrado. “En general, son la defensa más eficaz contra los virus”, asegura Silvia Vidal, responsable del Grupo de Enfermedades Inflamatorias e Inmunología en el Instituto de Investigación del Hospital Sant Pau, también en Barcelona.

Para estudiar la respuesta inmunitaria que provoca la infección por el nuevo coronavirus, los científicos responsables del nuevo trabajo recogieron sangre de 20 personas que habían pasado la COVID-19 hacía un mes, todas ellas con síntomas leves. Aislaron las células de defensa y las expusieron a fragmentos de proteínas del nuevo coronavirus. Si habían generado células de memoria, estas identificarían los fragmentos, se activarían y comenzarían a dividirse y proliferar.

Aislaron las defensas de 20 personas que habían pasado la COVID-19 y las expusieron a proteínas del coronavirus. Todos los pacientes habían desarrollado células de memoria y el 70 % tenía linfocitos asesinos

Los resultados fueron muy positivos. Aunque los distintos experimentos se hicieron solo con aproximadamente diez muestras en cada uno, el 100 % de los pacientes había desarrollado linfocitos CD4 de memoria. Además, todas las muestras respondían ante porciones de la proteína S (spike) de las espículas, la estructura que utiliza el coronavirus para entrar en las células y que le da su forma de esfera con pinchos.

“Esto refuerza el optimismo de cara a una posible vacuna”, comenta Blanco, “porque la mayoría de las que se esperan en un primer momento se dirigen a esa proteína”.

Además, el 70 % de los pacientes desarrollaba linfocitos CD8 asesinos“Esto es importantísimo de cara a estar protegidos frente a posibles reinfecciones”, asegura Vidal. Aunque la muestra es pequeña, si se confirmara en nuevos estudios “es posible que la proporción sea mayor, porque habrá fragmentos [de proteínas del coronavirus] que no se han incluido y que también podrían dar una respuesta”, completa la inmunóloga, quien califica el trabajo de “interesantísimo, porque responde —al menos inicialmente— a algunas de las preguntas que llevábamos tiempo haciéndonos”.

Una de esas preguntas es si infecciones pasadas con coronavirus típicos del resfriado podrían proteger, al menos parcialmente, frente al SARS-CoV2.

La inesperada inmunidad cruzada

La mayor sorpresa vino cuando realizaron esos mismos experimentos con sangre recogida de donantes sanos entre los años 2015 y 2018. Como es lógico, no podían haber estado expuestos al nuevo coronavirus. Sin embargo, aproximadamente el 50 % de ellos tenía linfocitos CD4 de memoria contra algún fragmento del SARS-CoV2 (y en el 20 % había linfocitos CD8).

La hipótesis de los investigadores, aunque no demostrada por ningún tipo de prueba adicional, es que hay algún tipo de inmunidad cruzada entre el nuevo coronavirus y los cuatro que causan entre el 15 y el 30 % de los resfriados comunes. Comparan el valor de esta teoría con lo que pudo suceder durante la pandemia de gripe A, donde se cree que la exposición previa a otros tipos de gripe disminuyó su potencial letal.

Hicieron los mismos experimentos con sangre recogida de donantes sanos entre 2015 y 2018, no expuestos al nuevo coronavirus, y el 50 % tenía linfocitos de memoria: ¿hay inmunidad cruzada con virus causantes de los resfriados comunes?

“Los niveles de linfocitos que muestran son muy discretos”, comenta Vidal, “pero es cierto que la respuesta a alguna proteína sí que destaca”. Los experimentos sobre la respuesta inmunitaria suelen llevar un control adicional con pacientes recién recuperados de otro virus, para evitar ruido en los resultados; pero tanto Vidal como Blanco no creen que aquí sean tan necesarios. “La respuesta de estos linfocitos es bastante específica”, asegura este último, quien añade que “es posible que esta inmunidad cruzada esté sucediendo. Hay una parte de la proteína S que es muy parecida entre todos los coronavirus”.

Otro trabajo, este en forma de preprint y no revisado aún por otros científicos, da verosimilitud a la hipótesis. Científicos alemanes realizaron experimentos similares con la sangre de 68 donantes sanos, aunque en este caso no eran muestras anteriores a la pandemia. Al exponerlos a fragmentos de la proteína S, el 34 % parecía tener linfocitos de memoria, especialmente frente a la parte de la proteína más parecida entre los distintos coronavirus.

“Es una posibilidad, desde luego”, confirma Vidal. La presencia de linfocitos de memoria es condición necesaria para este tipo de inmunidad, pero ni mucho menos suficiente. “Ahora hay que demostrar la función de los anticuerpos que se generan y si todo esto es clínicamente relevante”, prosigue. Para Blanco, “es difícil reproducir la inmunidad completa en el laboratorio a partir de muestras, pero sí que habría que ver de qué tipo son los anticuerpos producidos y su valor”.

La poca evidencia disponible sobre el tipo de anticuerpos que se genera es contradictoria y solo se ha estudiado en pacientes recuperados de SARS-CoV1, el coronavirus responsable de la epidemia en 2003. Un estudio recién publicado en la revista Cell Reports analizó la sangre de siete de ellos. Todos tenían anticuerpos que reaccionaban también contra el nuevo coronavirus, pero en condiciones de laboratorio ninguno era del tipo neutralizante, en principio el más eficaz. Por contra, otro artículo publicado en la revista Nature describe la presencia de toda una serie de anticuerpos neutralizantes muy potentes recuperados de la sangre de otro superviviente. Los autores incluso abren la puerta a sintetizarlos como posible terapia.

En cualquier caso, los dos expertos coinciden en que además habría que hacer estudios epidemiológicos para comprobar que la hipótesis es correcta. Por ejemplo, se podrían aprovechar los biobancos con muestras antiguas para analizar la sangre de personas que hayan sufrido la COVID-19. Así se empezaría a saber si las personas con estos linfocitos de memoria han pasado mejor la enfermedad.

De momento, y aunque verosímil, la posible inmunidad cruzada es solo una hipótesis. Sin embargo, es inevitable preguntarse por los posibles interrogantes sobre la enfermedad que, de confirmarse, podría ayudar a responder.

Las interpretaciones en niños

Si existiera inmunidad cruzada relevante, eso ayudaría a explicar por qué algunas personas sufren menos con la enfermedad que otras de edad parecida y, en teoría, semejantes factores de riesgo. “Desde luego que hay muchas más cosas a tener en cuenta, pero esta podría ser una de ellas”, asegura Vidal.

De momento, la inmunidad cruzada es solo una hipótesis que ayudaría a explicar por qué algunas personas sufren menos con la enfermedad que otras con semejantes factores de riesgo, y por qué los niños la pasan mejor

También podría servir para entender en parte por qué los niños pasan mucho mejor la COVID-19 que los adultos. Mientras que los adultos tienen de media una infección de este tipo cada dos o tres años, los niños sufren continuamente y en mayor medida resfriados por coronavirus, lo que podría entrenar a sus defensas contra el SARS-CoV2. Sobre todo teniendo en cuenta que la memoria establecida por estas variantes se cree que decae con cierta rapidez.

“Las explicaciones a lo que sucede con los niños son diversas”, explica Vidal. “Por una parte, su inmunidad es diferente a la de los adultos, en los niños es mucho menos inflamatoria; y parecen tener una expresión diferente del receptor de entrada del virus. También las infecciones frecuentes con los coronavirus podrían estar influyendo. De hecho, sería interesante hacer un estudio con personas que suelan estar muy en contacto con ellos, como profesores o pediatras, para ver si el curso de la enfermedad en ellos es más suave”.

Además, si debido a anteriores resfriados algunos niños tienen inmunidad celular previa, no necesitarían producir anticuerpos o les bastaría hacerlo en concentraciones pequeñas. En el estudio de prevalencia que se ha hecho en España, los más jóvenes son el grupo menos infectado con el nuevo coronavirus, pero el test empleado detectaba anticuerpos. “No es descartable que en realidad más niños hayan pasado la enfermedad y que ahora no pueda detectarse porque aún no los hayan producido”, razona Vidal.

Consecuencias en adultos

Curiosamente, lo contrario podría estar sucediendo en ancianos. Las consecuencias de la inmunidad cruzada pueden ser perjudiciales en algunas personas. Es lo que se conoce en la jerga como “amplificación de la infección dependiente de anticuerpos”. Las infecciones con coronavirus del resfriado podrían dar lugar a una respuesta de este tipo en un entorno inmunitario más inflamatorio o irritable como el de las personas mayores.

Aunque por los datos del trabajo los autores minimizan esta posibilidad, su existencia “no puede descartarse”, afirma Blanco. “Sería muy interesante comprobar cómo se comportan los anticuerpos que se generan fruto de esta memoria en niños y compararlos con los de los mayores”, añade Vidal.

“Si hay algún tipo de inmunidad cruzada, esta haría que los síntomas fueran más leves, pero no evitaría la infección ni, desde luego, prevendría por completo que esas personas pudieran contagiar”, alerta Vidal

Otra consecuencia casi inevitable de la inmunidad cruzada sería la posibilidad de establecer una suerte de pasaportes pseudoinmunitarios, como algunos sectores han pedido para los que ya han pasado la COVID-19. Si infecciones pasadas con coronavirus del resfriado protegen parcialmente frente a la enfermedad, las personas que las acreditaran podrían tener mayores libertades. Pero, aunque se confirmase la hipótesis, sería mucho más complicado que eso.

Los investigadores del nuevo estudio analizaron la presencia de anticuerpos frente a los coronavirus anteriores en voluntarios sanos. Todos fueron positivos. Sin embargo, solo un 50 % mostró linfocitos de memoria contra el SARS-CoV-2. Es decir, no basta con haber pasado un resfriado para adquirir la supuesta inmunidad cruzada y que esta sea duradera. “Desde luego, no podríamos saberlo rápidamente con una gota de sangre”, razona Blanco.

Y, en cualquier caso, las medidas generales deberían aplicarse por igual a la población. “Si hay algún tipo de inmunidad cruzada, esta haría que los síntomas fueran más leves, pero no evitaría la infección ni, desde luego, prevendría por completo que esas personas pudieran contagiar”, alerta Vidal. “Eso sí, si se confirmara que al menos una parte de la población tiene algún tipo de protección, eso sería fantástico”, concluye.


COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  E-mail (*):  
  Titulo:  
  Comentario:  
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website ibercampus.mx tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de ibercampus.mx y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Ibercampus.mx declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Vanity Fea
Pandemia de Pánico
José Ángel García Landa
El Envés
Covid-19: de nada sirve sólo limar los dientes al lobo
José Carlos García Fajardo
Intangible del cambio
Mujer y tecnología. Por Olga Rodríguez Albuger
Mar Souto Romero
Transitar por Eurolandia
Los duendes financieros de la UE y el coronavirus
Donato Fernández Navarrete
El factor humano
Movilizar la adhesión y el compromiso en los procesos de cambio
Marta Santos Romero
Your international partner on-line
Entrevista a Ángel Luis Vázquez Torres, experto en Concurso de Acreedores
Ángel Luis Vazquez Torres
Inclusión financiera
Hacia un pacto social europeo post COVID con más y mejor Green Deal
Carlos Trias
Infolítico
En las crisis de interdependencia que trae el COVID, sostener y enmendar,vacunas también necesarias
Gustavo Matías
Cromatismos
Entre la educación presencial y la educación virtual
Germán Espinosa Monsu
Desde mi trastorno bipolar
Covid-19 ¿Por qué lo vivimos de forma traumática? testimonio personal
Beatriz Tarancón Sánchez
Economía sin dirigir
La encrucijada del salario mínimo
Iván Campuzano
Futurolandia
Antonio Pulido, pasión por la economía y mucho más
Antonio Pulido
Economía Zen
En el Mar Menor el tamaño si importa
Miguel Aguado Arnáez
¿Hay derecho?
Los riesgos de consumidores en la contratación a través de plataformas intermediarias en línea
Matilde Cuena Casas
Sociedad Inteligente
Presentación del libro "2025: Bienvenidos a la Sociedad Inteligente"
Rafael Martinez-Cortiña y Mar Souto Romero
Universidad y futuro
Fanny Rubio, perfil de una profesora universitaria
Eva Aladro Vico
Desde China
La ciudad china de Hangzhou gestiona su tráfico con inteligencia artificial
Di Wang
Miss Controversias
Las matemáticas en el desarrollo económico actual
Ana González
Solidarios
El arte alivia y puede curar dolencias mentales
Carlos Miguélez Monroy
Cuestión de estilo
El lenguaje oscuro también puede ser una "jerga de rufianes"
Javier Badía
Vueltas al conocimiento
El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios
Fátima Arranz
Gobierno y bien común
España será el epicentro de la nueva economía
Diego Isabel
Al otro lado del marketing
Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft se unen para frenar el terrorismo en Internet
Clemente Ferrer
Goliardos s.XXI
Suicidio de la democracia
J. A. Ventín Pereira
Luces de Bruselas
Fondos Estructurales y Fondos de Inversión Europeos
Raúl Muriel Carrasco
¿Quiere un blog propio y leído en todas las universidades?
Infórmese aquí
LIBROS
Extendida la salud en la ciudadanía democrática hasta lograr erradicar un virus: el de la viruela
Renacimiento y revoluciones plagadas de infecciones y soluciones: hacia un mundo más saludable
Un milenio de oscuridad y Muerte Negra: aislar e incluso desterrar a infectados por epidemias
Adiós a la medicina sacerdotal:Apolo,dios de curas y oráculos, engendra a Asclepio,ya héroe médico
La bonanza de los recursos naturales para el desarrollo: dilemas de gobernanza en Latinoamérica
Pensamiento mágico-religioso, astros y dioses,cuando la prioridad no era sobrevivir a las epidemias
TESIS Y TESINAS
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
En confinamiento, la desigualdad se magnifica
España, segundo país de la UE donde más creció la desigualdad de rentas durante la crisis
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS