Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

21/7/2018  
      en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
Políticas
Políticas de inclusión
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad y consumo
Deportes
Debates
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias jóvenes
Empresas y RSC
Universidades
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
El 68% de las empresas aseguró no haber desinvertido en México por razones de seguridad
La posible salida de México de Telefónica
Las empresas brasileñas deben mejorar en materia de DDHH
ACCOR MÉXICO
AMANCO DE MÉXICO
AMERICAN EXPRESS COMPANY (MÉXICO) S.A. DE C.V.
AMWAY DE MÉXICO
ARANCIA INDUSTRIAL
ARCA CONTINENTAL
BBVA BANCOMER
CADENA COMERCIAL OXXO, S.A. DE C.V.
CEMEX MÉXICO
CEUTA PRODUCE.
CINÉPOLIS
COCA - COLA DE MÉXICO
COOPERATIVA LA CRUZ AZUL, S.C.L
DANONE DE MÉXICO
DEL CAMPO Y ASOCIADOS S.A. DE C.V
DELOITTE
DELPHINUS
DESCAFEINADORES MEXICANOS S.A. DE C.V
EDENRED
ELI LILLY MÉXICO
EXPOK 
FEMSA LOGISTICA, S.A. DE C.V.
FINANCIERA INDEPENDENCIA
FINANCIERA PLANFIA
GAS NATURAL FENOSA EN MÉXICO
GNP SEGUROS
GRUPO ANJOR
GRUPO BIMBO
GRUPO CEMENTOS DE CHIHUAHUA
GRUPO DOLPHIN DISCOVERY
GRUPO FINANCIERO MONEX
GRUPO LALA
GRUPO MODELO
GRUPO PEÑAFIEL
GRUPO ZAPATA
HEWLETT PACKARD MÉXICO
HOLCIM MÉXICO S.A DE C.V
HOLDING DEL GOLFO
IMBERA (FEMSA EMPAQUES)
INDUSTRIAS PEÑOLES, S.A.B. DE C.V.
INTERCERAMIC
INTERPROTECCIÓN
ISBAN MÉXICO, S.A. DE C.V.
J.P. MORGAN GRUPO FINANCIERO, S.A. DE C.V.
JANSSEN DE MÉXICO, S. DE R.L. DE C.V.
JÁUREGUI, NAVARRETE Y DEL VALLE S.C.
JUGOS DEL VALLE
LABORATORIOS LIOMONT
MANPOWER GROUP
METLIFE MÉXICO
MICROSOFT MÉXICO
MONDELÉZ INTERNATIONAL
NESTLÉ MÉXICO, S.A. DE C.V.
NEXTEL DE MÉXICO
NOVARTIS
NUEVA AGROINDUSTRIAS DEL NORTE
PEPSICO ALIMENTOS MÉXICO
PHILIPS MEXICANA, S.A. DE C.V.
PRODUBAN MÉXICO
PRODUCTOS MEDIX S.A. DE C.V.
PROVIDENT MÉXICO
PWC MÉXICO
SANTANDER
SC JOHNSON
SEGUROS MONTERREY NEW YORK LIFE
SHELL
SIEMENS
SISTEMA DE CRÉDITO AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V. (SICREA)
SODEXO MÉXICO ON-SITE SERVICES
SOLUCIONES 24/7
SOLUCIONES DINÁMICAS
SUKARNE
SURA MÉXICO
TELEFÓNICA MÉXICO
TELÉFONOS DE MÉXICO S.A.B. DE C.V. 
US COTTON MÉXICO S. DE R.L. DE C.V
WALMART DE MÉXICO Y CENTROAMÉRICA
ZIMAT CONSULTORES
UNIVERSIDADES Ampliar +  
UNAM relanza su canal de televisión
El conflicto en Iztapalapa continúa durante el periodo de vacaciones de la UNAM
Finaliza la tensión entre los estudiantes de la unidad Xochimilco y la UNAM
 Universidades










































¿Están agotados o nos agotarán neoliberalismo y capitalismo?

El postcapitalismo que viene con el Foro de Economía Progresista


El Foro de Economía Progresista se viste este jueves y viernes de largo en el espacio Eco de Madrid, con una pregunta sugestiva: "El neoliberalismo, un modelo agotado… ¿Y ahora qué?". A la luz del programa, la respuesta más atractiva y polémica la dará al final de estas I Jornadas Paul Mason: "Postcapitalimo". Esta es la apuesta llevada al título de su obra, que presentó en España a finales del pasado invierno, cuando hubo un encuentro de Mason con el Foro, gracias a Manu Escudero.
Infolítico 20 de octubre de 2016 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en TwitterComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
 Noticias relacionadas
 La gestión del conocimiento en las sociedades indigenas actuales aún beneficia a todo el grupo
 El semestre europeo como muñidor de políticas de austeridad
 La crisis del Neoliberalismo
 Rebelarnos ante la tiranía de los especuladores
Entre la concurrencia es probable que haya menos acuerdo en si la ya larga década de crisis que trajeron las ideas y valores neoliberales será un golpe irreversible para ese sistema ideológico o podrá llevarse consigo al propio capitalismo. Quedará al menos oficializado el debate, que tal vez sea la mejor respuesta a la pregunta lanzada por los organizadores del encuentro, en su mayoría intelectuales del PSOE a Podemos.  

Digo oficializado porque es un debate que viene de muy lejos, ya más que secular. Lo novedoso es que ha sido acentuado por esta crisis en lo que respecta al conjunto del capitalismo, como sucedió a mediados del siglo XIX, cuando la rivalidad entre nacionalistas, liberales y socialistas básicamente dividió sobre todo a estos últimos entre anarquistas, comunistas y socialistas en sentido socialdemócrata. Ya sabemos que desde entonces se habrá cantado infinidad de veces la internacional. Pero su predicado no ha sido convertido en realidad como ansiaban los intelectuales y líderes del mundo trabajo. El capital sí ha celebrado su globalización o globalizaciones: mientras el sistema distribuye las injusticias o inequidades de las desigualdades, la titularidad de ese poder de la propiedad no solo se concentra exponencialmente en torno al 1% de la población mundial, sino que casi la mitad anda ya en manos de 65 personas o familias, de manera que mientras ya puede haber alimentos o fármacos para 12.000 millones de personas no llegan a una parte de los actuales 7.000 millones de terrícolas, que por su falta siguen muriendo por millones al año.
         
Algunos de estos datos los daba apenas hace una semana en el Colegio de Economistas de Madrid Rapfael Nagel, al presentar su libro Turbocapitalismo: los maestros de la quiebra (Kant Ediciones). Aún más fuerte era su conclusión de que vivimos “crisis de democracia, banca y moneda con los medios de comunicación corrompidospor los poderes económicos de este capitalismo acelerado con turbo. Los integrantes del Foro discutirán si además hay crisis del neoliberamo, y no solo como dice Nagel por “un capitalismo agresivo en el que la avaricia de los grandes capitales por ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo ha perjudicado a gran parte de la sociedad”. También porque el modelo extendido por el neoliberalismo choca con las tres dimensiones requeridas por el desarrollo sostenible: económica, mediambiental y social.

Las causas y los detalles de algunos de sus efectos son sobradamente conocidos a estas alturas. La expresión turbocapitalismo fue acuñada por el economista norteamericano Edward Luttwak y allá por 1996, dándola a conocer en su libro Turbocapitalismo. Quiénes ganan y quiénes pierden en la globalización (Planeta-Crítica). Luttwak mostraba cómo la desregulación, la privatización y el cambio tecnológico han acelerado este proceso de globalización que corroe el tejido social, que crea algunos nuevos ricos y muchos pobres, a los que tan sólo ofrece empleos inseguros, salarios estancados, una marginación que está llenando las cárceles del mundo entero y una profunda angustia ante un futuro incierto. Cómo conservar la eficacia creadora de este turbocapitalismo y evitar al propio tiempo sus corrosivos efectos sobre la sociedad, las familias y la cultura, era presentado en el libro como el gran reto a que habrán de enfrentarse los hombres y las mujeres de nuestro tiempo.

Sin embargo, esos tan corrosivos efectos estamos lejos de captarlos adecuadamente. No vienen solo a mi juicio de las intangibles instituciones configuradas por el neoliberalismo a imagen y semejanza de sus valores, sino especialmente a través de las infraestructuras que aportan las tecnologías de la información al cambio disparado en las relaciones sociales de todo tipo. Como ya hace dos décadas vaticinamos con acierto José B. Terceiro y yo en nuestro libro Digitalismo: el horizonte sociocultural emergente, las relaciones sociales que surjan serán la principal consecuencia de la revolución digital. Entonces explicamos que lo mismo que el capitalismo mercantil fue suplementado y desplazado por el industrial, y luego este por el financiero, ahora empezamos a vivir el capitalismo digital.

Dos décadas después de ese acelerado cambio en las relaciones sociales, base para Carlos Marx de los modelos de producción, la duda es si pese a los avances y modernizaciones tras las formas de esclavitud mercantiles e industriales diluidas por las sucesivas oleadas de derechos generada por las respuestas y conflictos sociales, y luego tras las financieras que ha recordado e incluso endurecido la actual crisis, las estructuras económicas nos llevarán a formas de esclavitud digital. No hace falta recordar que 18 de las 20 empresas globales más  capitalizadas del mundo no existían o al menos ni siquiera estaban en el mercado de acciones hace dos décadas y hoy lo dominan claramente.

El caso es que, frente a las disfunciones crecientes del modelo económico neoliberal, el Foro de Economía Progresista viene para decir que sí existen alternativas de transición a una economía más justa: “No tenemos una respuesta de salida y por ello concebimos el trabajo como una “marcha” hacia terrenos poco conocidos, con el enriquecimiento de diferentes disciplinas y apoyada en la generosidad de los participantes en el Foro para incorporar todos los elementos valiosos con los que vayan contribuyendo sus miembros. Respecto a nuestro nombre, aunque creemos que el concepto de progreso no puede limitarse a la concepción material y productivista dominante, hemos optado por denominar a este Foro como progresista en el sentido de que los que participamos en él partimos de una tradición ideológica de izquierdas, nos adherimos a sus valores básicos de libertad, igualdad, fraternidad y solidaridad, y queremos usarlos como guía para enfrentar la realidad del siglo XXI. El Foro quiere ser un lugar incluyente de encuentro, abierto a los intelectuales comprometidos que partan de dichos valores y quieran contribuir en la búsqueda que iniciamos”.

En suma, el Foro de Economía Progresita quiere contribuir a "un espacio de diálogo libre, no atado a la coyuntura ni a disciplinas partidistas, que contribuya a la generación de una corriente de pensamiento económico alternativo frente al neoliberalismo y que supere también, en las condiciones del siglo XXI, los presupuestos ideológicos de la socialdemocracia del siglo XX.” Para ello nos interrogaremos, dice también en su presentación con el programa de estas I Jornadas,sobre la situación actual del sistema capitalista y el modelo neoliberal que ha adoptado, recogiendo las principales reflexiones existentes, aportando nuestro propio esfuerzo y dialogando con intelectuales que en otros países están buscando también respuestas a la actual situación”.

La profesora de historia Belén Moreno Claverías aclara con Cipolla las coordenadas de las ideas y sus sistemas durante el capitalismo, que tienen ciclos vitales, como sus protagonistas, además de parecer más lineales de lo que pensó Susan Strange. Del siglo VI al XVIII el mercantilismo, surgido durante aquel capitalismo mercantil, se preocupó de fomentar desde lo público el equilibrio de intereses ante la irregularidad de las cosechas, de configurar y regular el incipiente mercado. En el XIX del capitalismo industrial Adam Smith extendió desde el liberalismo la idea de que las autoridades públicas deben limitarse a velar por el funcionamiento del mercado.

En esa dinámica, las luchas sociales del XIX y principios del XX trajeron más Estado de la mano de las intervenciones en pro de ideales de igualdad y justicia defendidos por el socialismo y la socialdemocracia y concretadas en las sucesivas oleadas de derechos a la salud, educación, pensiones y desempleo que caracterizan el Estado de Bienesta. Pero lo sucedido desde los años 80 del siglo XX parecen evidenciar que la deslegilitación de lo público ha centrado las ideas y prácticas durante la extensión del neoliberalismo.

En efecto, desde los albores del siglo XXI de culminación ideológica y práctica del neoliberalismo no se dan las revueltas y revoluciones que se iniciaron por ejemplo ante la liberalización del mercado del trigo, cuando se empezó con esa autorización a especular con esa fuente de pan. Tampoco ante las violaciones de derechos reconocidos más recientemente, como el de información. Las muchas autorizaciones o liberalizaciones desde el esplendor neoliberal de Tatcher o Reagan no han lanzado multitudes a la calle por alzas de precios, ni se han producido asaltos como los de panaderías para reclamar el antiguo papel del Estado y otros organismos de gobierno garantes de la “economía moral”, entre otras razones porque la más fuerte acumulación de capital en cada vez menos manos se ha generado sin causar resistencias. El capitalismo neoliberal ha logrado sortear sus contraindicaciones, de manera que los mecanismos de expropiación y explotación resultan hoy más sofisticados, y así son aceptados por las mayorías.

Internacionalizado, globalizado, e incluso ya trasnacionalizado y por tanto travestido el capital, las internacionales del trabajo y de sus otros intereses siguen absortas, sin terminar de encajar los golpes de sus fracasos históricos, sin enterarse siquiera de lo que pasa para poder capitalizar al menos sus éxitos. De ahí que en la práctica no hay siquiera un debate potente y riguroso cómo acabar con el capitalismo. Le sustituyen otros como si el capitalismo acabará con la humanidad (esa es más o menos la coartada del desarrollo sostenible y la consiguiente reacción de la responsabilidad social corporativa) o si se diluirá como por arte de magia ante los avances de la ciencia y de la conciencia social. Así de cansino y desmovilizado el personal, en esto último andan algunos de los ponentes que pasarán por estas primeras jornadas del Foro de Economía Progresista.

La idea de que vamos hacia la dilución del capitalismo o al menos de su actual bastión ideológico liberal es la seguida por la mayoría de los grandes ponentes internacionales, desde Milanovic que según el programa inciso abrirá las sesiones hasta Mason que las cerrará, pasando por otros grandes del pensamiento actual, como Rodrick y Mintzberg.  La elección podría y hasta se ha simbolizado en dos ídolos musicales americanos, del otrora contestatario cuyas canciones hablan del tiempo meteorológico al que aún hoy prefiere hablar del tiempo económico, social y político: ¿Apuestas por Bob Dylan, que vende Chryslers y no recibe a los representantes de la Acadamia Sueca que le han dado por ello el Nobel de Literatura, o imitas a The Boss , ese Bruce Springsteen que sigue obsesionado por el maltrato de su padre obrero y acaba de declarar que el "El rock ha sido mi terapia contra la depresión"?
 

Otros asuntos de Blogs
El peligro de Trump para la supremacía de EEUU
2ª renovación histórica del PSOE: hacia el Mercado posible y el Estado necesario
Tras el referéndum griego
Uniones pendientes para que Europa funcione
Europa combinará recortes y más incentivos al empleo juvenil
La desigualdad agita su agenda mundial
Tres descentralizaciones y un pacto necesario
Lejana recuperación aquí y en la Eurozona
Presupuestos para la desunión europea
Menor protección del consumidor europeo
COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  E-mail (*):  
  Titulo:  
  Comentario:  
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website ibercampus.mx tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de ibercampus.mx y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Ibercampus.mx declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Vanity Fea
La ley de España también ha de regir en Cataluña
José Ángel García Landa
El Envés
El eclipse de la ética en la actualidad
José Carlos García Fajardo
Neuronas del alma. El intangible del cambio
Desarrollo de una estrategia nacional para impulsar la inteligencia artificial
Mar Souto Romero
Futurolandia
Reinventando empresas
Antonio Pulido
Inclusión financiera
El riesgo de nueva crisis financiera europea, aún evitable
Carlos Trias
¿Hay derecho?
¿Por qué es bueno para el consumidor que los bancos compartan datos positivos de solvencia?
Matilde Cuena Casas
Transitar por Eurolandia
El neoliberalismo, ¿un nuevo paradigma o una estafa científica?
Donato Fernández Navarrete
Sociedad Inteligente
Presentación del libro "2025: Bienvenidos a la Sociedad Inteligente"
Rafael Martinez-Cortiña y Mar Souto Romero
Your international partner on-line
Blockchain: la tecnología de moda
Ángel Luis Vazquez Torres
Infolítico
El peligro de Trump para la supremacía de EEUU
Gustavo Matías
Universidad y futuro
Fanny Rubio, perfil de una profesora universitaria
Eva Aladro Vico
Desde mi trastorno bipolar
El consentimiento informado de los pacientes de Salud Mental
Beatriz Tarancón Sánchez
Desde China
La ciudad china de Hangzhou gestiona su tráfico con inteligencia artificial
Di Wang
Miss Controversias
Las matemáticas en el desarrollo económico actual
Ana González
Solidarios
El arte alivia y puede curar dolencias mentales
Carlos Miguélez Monroy
Cuestión de estilo
El lenguaje oscuro también puede ser una "jerga de rufianes"
Javier Badía
Economía sin dirigir
La Comunidad de Madrid, líder en creación de empleo de calidad
Iván Campuzano
Vueltas al conocimiento
El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios
Fátima Arranz
Gobierno y bien común
España será el epicentro de la nueva economía
Diego Isabel
Al otro lado del marketing
Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft se unen para frenar el terrorismo en Internet
Clemente Ferrer
Goliardos s.XXI
Suicidio de la democracia
J. A. Ventín Pereira
Economía Zen
Digamos no al miedo
Miguel Aguado Arnáez
Luces de Bruselas
Fondos Estructurales y Fondos de Inversión Europeos
Raúl Muriel Carrasco
¿Quiere un blog propio y leído en todas las universidades?
Infórmese aquí
LIBROS
El mundo que nos viene. Retos, desafíos y esperanzas del Siglo XXI
El Gobierno de la empresa
Antisistema. Desigualdad económica y precariado político
Migraciones Internacionales
La ineficacia de la desigualdad
Qué está pasando con tu Sanidad
TESIS Y TESINAS
La digitalización realza la eficacia de los congresos presenciales, según una tesis de la UJI
España, 10º país en investigación en salud
cambio en Venezuela
Las mentiras tienen un 70% más probabilidades de ser retuiteadas que la verdad
Diversión y comodidad, principales principios orientadores de las TICs en la universidad
Cuando los estudiantes usan las herramientas tecnológicas sin fines educativos
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS