Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

19/6/2018  
      en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
Políticas
Políticas de inclusión
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad y consumo
Deportes
Debates
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias jóvenes
Empresas y RSC
Universidades
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
El 68% de las empresas aseguró no haber desinvertido en México por razones de seguridad
La posible salida de México de Telefónica
Las empresas brasileñas deben mejorar en materia de DDHH
ACCOR MÉXICO
AMANCO DE MÉXICO
AMERICAN EXPRESS COMPANY (MÉXICO) S.A. DE C.V.
AMWAY DE MÉXICO
ARANCIA INDUSTRIAL
ARCA CONTINENTAL
BBVA BANCOMER
CADENA COMERCIAL OXXO, S.A. DE C.V.
CEMEX MÉXICO
CEUTA PRODUCE.
CINÉPOLIS
COCA - COLA DE MÉXICO
COOPERATIVA LA CRUZ AZUL, S.C.L
DANONE DE MÉXICO
DEL CAMPO Y ASOCIADOS S.A. DE C.V
DELOITTE
DELPHINUS
DESCAFEINADORES MEXICANOS S.A. DE C.V
EDENRED
ELI LILLY MÉXICO
EXPOK 
FEMSA LOGISTICA, S.A. DE C.V.
FINANCIERA INDEPENDENCIA
FINANCIERA PLANFIA
GAS NATURAL FENOSA EN MÉXICO
GNP SEGUROS
GRUPO ANJOR
GRUPO BIMBO
GRUPO CEMENTOS DE CHIHUAHUA
GRUPO DOLPHIN DISCOVERY
GRUPO FINANCIERO MONEX
GRUPO LALA
GRUPO MODELO
GRUPO PEÑAFIEL
GRUPO ZAPATA
HEWLETT PACKARD MÉXICO
HOLCIM MÉXICO S.A DE C.V
HOLDING DEL GOLFO
IMBERA (FEMSA EMPAQUES)
INDUSTRIAS PEÑOLES, S.A.B. DE C.V.
INTERCERAMIC
INTERPROTECCIÓN
ISBAN MÉXICO, S.A. DE C.V.
J.P. MORGAN GRUPO FINANCIERO, S.A. DE C.V.
JANSSEN DE MÉXICO, S. DE R.L. DE C.V.
JÁUREGUI, NAVARRETE Y DEL VALLE S.C.
JUGOS DEL VALLE
LABORATORIOS LIOMONT
MANPOWER GROUP
METLIFE MÉXICO
MICROSOFT MÉXICO
MONDELÉZ INTERNATIONAL
NESTLÉ MÉXICO, S.A. DE C.V.
NEXTEL DE MÉXICO
NOVARTIS
NUEVA AGROINDUSTRIAS DEL NORTE
PEPSICO ALIMENTOS MÉXICO
PHILIPS MEXICANA, S.A. DE C.V.
PRODUBAN MÉXICO
PRODUCTOS MEDIX S.A. DE C.V.
PROVIDENT MÉXICO
PWC MÉXICO
SANTANDER
SC JOHNSON
SEGUROS MONTERREY NEW YORK LIFE
SHELL
SIEMENS
SISTEMA DE CRÉDITO AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V. (SICREA)
SODEXO MÉXICO ON-SITE SERVICES
SOLUCIONES 24/7
SOLUCIONES DINÁMICAS
SUKARNE
SURA MÉXICO
TELEFÓNICA MÉXICO
TELÉFONOS DE MÉXICO S.A.B. DE C.V. 
US COTTON MÉXICO S. DE R.L. DE C.V
WALMART DE MÉXICO Y CENTROAMÉRICA
ZIMAT CONSULTORES
UNIVERSIDADES Ampliar +  
UNAM relanza su canal de televisión
El conflicto en Iztapalapa continúa durante el periodo de vacaciones de la UNAM
Finaliza la tensión entre los estudiantes de la unidad Xochimilco y la UNAM
 Universidades










































La discriminación de las mujeres en los medios

El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios


Desde una perspectiva de género o feminista el caso de Asunta nos sigue mostrando como las instituciones sociales (los medios de comunicación, en este caso), pese a los votos de buenas intenciones, siguen reproduciendo la discriminación en contra de las mujeres sin ningún miramiento.
Vueltas al conocimiento 31 de marzo de 2017 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en TwitterComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS
Es difícil encontrar un producto cultural, en este caso en el campo de la comunicación,  en el que no nos topemos con la discriminación hacia las mujeres. He tomado el caso Asunta como un ejemplo, cuya elección ha sido prácticamente al azar (1), para mostrar lo que viene siendo una constante en las informaciones que a primera vista consideramos como no  tendenciosas y, por tanto,  imparciales en  el tratamiento informativo de  los sucesos humanos.
 
En el caso Asunta, comenzaré -por el final- recordándoles que trata sobre  un matrimonio  que fue condenado por el asesinato de su hija  de 12 años. Si no son de Santiago de Compostela o de Galicia quizá no  tengan ni idea de a qué caso me refiero, a pesar de  que el caso nos estuvo acompañando, hace  muy pocos  años,   durante bastantes jornadas en las cabeceras de todos los informativos. Si añado más  pistas como, por ejemplo, que según los investigadores policiales, en el comportamiento del padre había visos de perversión sexual, pues en su portátil  se pudo rastrear fotografías íntimas de su hija y material pornográfico, o que se comprobó también en el juicio  la enorme dominación psicológica  que el padre ejercía sobre la madre, llegando incluso a infligirle malos tratos físicos durante al menos cuatro años. Puede ser que hasta aquí  sigan sin tener claro a qué caso me refiero, sin embargo, ahora les facilitaré el asunto  remitiéndoles a sus propios  recuerdos,  a que busquen en ellos las imágenes televisivas de la declaración de Rosario Porto ante el juez, sí, la madre de la niña asesinada. Imágenes que fueron repetidas una y otra vez en lo que  parecía ser más una serie tv., por el cuenta gotas diario sobre nuevas informaciones, pero que desgraciadamente no lo era.
 
El caso por parte de los medios se focalizó desde el primer momento en la madre –es cierto que fue detenida –solo- un día antes que el padre- tanto por la reiteración de esas imágenes  de Rosario Porto,  bastante elocuentes, en la que se  la veía  haciendo  gestos  un tanto exagerados ante quién suponemos era el juez,  como   porque en la entrega diaria de noticias sobre el caso se nos iba poniendo al corriente con auténtica profusión de los detalles de la vida de  esta mujer: que si era  hija de una familia bien posicionada de la clase media-alta de esa ciudad, que quiénes eran y a qué se dedicaban sus padres, que si disfrutó de los mejores colegios y universidades, que si obtuvo  una   beca Erasmus a la que renunció a los pocos meses, sobre lo que heredó o  del novio que tuvo antes de casarse con Basterra o que si tenía o no amantes, etc.. Por mi parte, no criticaría este exceso de información si  hubiera  visto  el mismo interés mediático en el otro asesino:  el padre  y marido, Alfonso Basterra. Por el contrario, la opinión pública no supo casi nada de su personalidad (salvo los lectores de La Voz de Galicia), como los detalles que les he  expuesto más arriba, ni del resto de su vida, incluso se restó información aún siendo que era clave para poder explicar el posible móvil del asesinato. Los datos informativos con que nos despacharon a Basterra desde los medios no llegaron más allá de revelar que era de Bilbao y de profesión periodista. Las imágenes televisivas de aquellos días  nos lo mostraron como un hombre corriente que iba o volvía del juzgado  perseguido por sus colegas de profesión. Con este desequilibrio de imágenes  y demás informaciones producidas en esos días, lo que debiera habernos sorprendido posteriormente es que  a resultas del juicio ambos fuesen en la misma medida condenados por el asesinato de Asunta.  ¿Cómo no hacerse previamente al juicio la componenda de que la madre,  la que recibió prácticamente toda la atención mediática, fuera la inductora y el padre, que fue presentado como un pobre hombre, un tipo gris y sin más fuese el arrastrado a tamaño crimen?  Afortunadamente ni el jurado ni el tribunal se dejo  influir por este asimétrico enfoque mediático.
 
No considero necesario dar más detalles del caso   -en Internet se puede ampliar la información- puesto que en estas líneas  lo que  quiero  poner de manifiesto es la desigualdad en el tratamiento  informativo -en la mayor parte de los medios-  según el género de los protagonistas de  este matrimonio de asesinos. Ni por casualidad se debe  buscar tras esta reflexión ninguna  exculpación de la madre,  Rosario Porto. Mi interés está en destacar  la construcción hecha por los medios del caso que  invisibilizó  una parte fundamental del papel jugado por el padre.  Me atrevería decir que la mayor parte de la opinión pública no se llegó nunca a enterar de algunos datos de éste como los  más arriba referidos o  estos otros dos indicios, nada desdeñables, que recogía “La Voz de Galicia”: “Uno es el ADN de Alfonso Basterra hallado en las bragas de su hija. El otro, los numerosos episodios de sedación acreditados por los análisis del pelo de la pequeña y que, por testimonios de las profesoras de música de Asunta, ocurrían después de que la menor hubiese dormido en casa de su padre”.
 
No estamos descubriendo nada nuevo  al decir que los medios de comunicación también pujan por construir la realidad (solo hay que ver las luchas políticas por  conseguir un canal televisivo). La clave de esta manipulación informativa está en lo que no se nos contó de Basterra o, por el contrario,  sí se informó pero sin poner el mismo énfasis mediático que se hizo con Porto. ¿Por qué ese  tratamiento informativo tan desigual de los comportamientos del padre  y de la madre? ¿Por qué  decidieron los medios elegir como protagonista a la madre y  a Basterra como secundario para  la construcción del caso?  La respuesta es más “sencilla” que pensar en un complot mediático: la manifestación de la estructura de dominación masculina.
 
Desde una perspectiva de género o feminista el caso de Asunta nos sigue mostrando como las instituciones sociales (los medios de comunicación, en este caso), pese a los votos de buenas intenciones,  siguen reproduciendo  la discriminación en contra de las mujeres sin ningún miramiento.   Discriminación que, por otro lado, se reconoce como un hecho, pues la sociedad española la considera ya como un dato real.  Si bien es cierto, matizando, que ese reconocimiento es por parte de esa franja social de la ciudadanía que se declara progresista en las ideas y que entiende, al menos, que la única manera de convivencia aceptable se corresponde con un marco comunicacional  políticamente correcto.  Aunque se ha dado este avance,  tampoco se puede dejar de admitir que tras este marco frágil de corrección siguen habitando actitudes y formas de pensar (conscientes e inconscientes) que  se revelan reaccionarias al reconocimiento  de la subordinación femenina y de la violencia de todo tipo (desde la simbólica a la física) necesaria para infligir tal sometimiento.
 
En este orden de cosas, la violencia simbólica (P. Bourdieu) es la violencia más difícil de detectar, por tratarse de un tipo de violencia invisible para las propias víctimas (en este caso todas las mujeres) y que se expande hoy en día principalmente a través de los medios de comunicación. De ahí que haya traído este ejemplo  del llamado caso Asunta (sobre el que Antena 3 emitirá un programa en breve) para ilustrar esta violencia que permanece igual de oculta que de presente. Violencia tan costosa de reconocer por sus creadores y productores mediáticos y que sin embargo  tendrá una completa incidencia en la reproducción de los comportamientos humanos.
<[email protected]>
 
(1) Casualmente Antena3 quiso conocer mi opinión como socióloga sobre este caso para un programa que está preparando para emitir en los próximos días. Ello me llevó a re-informarme sobre lo sucedido en el caso.
 
Este artículo fue publicado el pasado 28 de marzo en Tribuna Feminista
   
 

Otros asuntos de Blogs
Los políticos que no amaban a las mujeres
El feminismo no es una anécdota
El feminismo no es una anécdota
El feminismo no es una anécdota
Las asesinadas de segunda categoría
Las esclavitudes identitarias
COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  E-mail (*):  
  Titulo:  
  Comentario:  
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website ibercampus.mx tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de ibercampus.mx y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Ibercampus.mx declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Futurolandia
33 cambios tecnológicos que pueden afectarte
Antonio Pulido
Transitar por Eurolandia
El neoliberalismo, ¿un nuevo paradigma o una estafa científica?
Donato Fernández Navarrete
Lecturas de un viejo profesor
Desafío multiétnico
José Carlos García-Fajardo Lecturas
Sociedad Inteligente
Presentación del libro "2025: Bienvenidos a la Sociedad Inteligente"
Rafael Martinez-Cortiña y Mar Souto Romero
Vanity Fea
La narración no fiable
José Ángel García Landa
Neuronas del alma. El intangible del cambio
La computación afectiva ya conoce tus emociones
Mar Souto Romero
Your international partner on-line
Blockchain: la tecnología de moda
Ángel Luis Vazquez Torres
Infolítico
El peligro de Trump para la supremacía de EEUU
Gustavo Matías
El Envés
En el umbral de una Nueva Era
José Carlos García Fajardo
Universidad y futuro
Fanny Rubio, perfil de una profesora universitaria
Eva Aladro Vico
Desde mi trastorno bipolar
El consentimiento informado de los pacientes de Salud Mental
Beatriz Tarancón Sánchez
Inclusión financiera
Situar las finanzas al servicio de la sostenibilidad
Carlos Trias
Desde China
La ciudad china de Hangzhou gestiona su tráfico con inteligencia artificial
Di Wang
Miss Controversias
Las matemáticas en el desarrollo económico actual
Ana González
¿Hay derecho?
Segunda oportunidad, crédito público y ayudas de Estado.
Matilde Cuena Casas
Solidarios
El arte alivia y puede curar dolencias mentales
Carlos Miguélez Monroy
Cuestión de estilo
El lenguaje oscuro también puede ser una "jerga de rufianes"
Javier Badía
Economía sin dirigir
La Comunidad de Madrid, líder en creación de empleo de calidad
Iván Campuzano
Vueltas al conocimiento
El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios
Fátima Arranz
Gobierno y bien común
España será el epicentro de la nueva economía
Diego Isabel
Al otro lado del marketing
Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft se unen para frenar el terrorismo en Internet
Clemente Ferrer
Goliardos s.XXI
Suicidio de la democracia
J. A. Ventín Pereira
Economía Zen
Digamos no al miedo
Miguel Aguado Arnáez
Luces de Bruselas
Fondos Estructurales y Fondos de Inversión Europeos
Raúl Muriel Carrasco
¿Quiere un blog propio y leído en todas las universidades?
Infórmese aquí
LIBROS
Antisistema. Desigualdad económica y precariado político
Migraciones Internacionales
La ineficacia de la desigualdad
Qué está pasando con tu Sanidad
Libro
Crisis y reinvención del capitalismo. Capitalismo global interactivo
TESIS Y TESINAS
España, 10º país en investigación en salud
cambio en Venezuela
Las mentiras tienen un 70% más probabilidades de ser retuiteadas que la verdad
Diversión y comodidad, principales principios orientadores de las TICs en la universidad
Cuando los estudiantes usan las herramientas tecnológicas sin fines educativos
Hasta en África SubSahariana la lucha contra la corrupción pasa por el gobierno electrónico
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS