Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

21/7/2018  
      en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
Políticas
Políticas de inclusión
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad y consumo
Deportes
Debates
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias jóvenes
Empresas y RSC
Universidades
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
El 68% de las empresas aseguró no haber desinvertido en México por razones de seguridad
La posible salida de México de Telefónica
Las empresas brasileñas deben mejorar en materia de DDHH
ACCOR MÉXICO
AMANCO DE MÉXICO
AMERICAN EXPRESS COMPANY (MÉXICO) S.A. DE C.V.
AMWAY DE MÉXICO
ARANCIA INDUSTRIAL
ARCA CONTINENTAL
BBVA BANCOMER
CADENA COMERCIAL OXXO, S.A. DE C.V.
CEMEX MÉXICO
CEUTA PRODUCE.
CINÉPOLIS
COCA - COLA DE MÉXICO
COOPERATIVA LA CRUZ AZUL, S.C.L
DANONE DE MÉXICO
DEL CAMPO Y ASOCIADOS S.A. DE C.V
DELOITTE
DELPHINUS
DESCAFEINADORES MEXICANOS S.A. DE C.V
EDENRED
ELI LILLY MÉXICO
EXPOK 
FEMSA LOGISTICA, S.A. DE C.V.
FINANCIERA INDEPENDENCIA
FINANCIERA PLANFIA
GAS NATURAL FENOSA EN MÉXICO
GNP SEGUROS
GRUPO ANJOR
GRUPO BIMBO
GRUPO CEMENTOS DE CHIHUAHUA
GRUPO DOLPHIN DISCOVERY
GRUPO FINANCIERO MONEX
GRUPO LALA
GRUPO MODELO
GRUPO PEÑAFIEL
GRUPO ZAPATA
HEWLETT PACKARD MÉXICO
HOLCIM MÉXICO S.A DE C.V
HOLDING DEL GOLFO
IMBERA (FEMSA EMPAQUES)
INDUSTRIAS PEÑOLES, S.A.B. DE C.V.
INTERCERAMIC
INTERPROTECCIÓN
ISBAN MÉXICO, S.A. DE C.V.
J.P. MORGAN GRUPO FINANCIERO, S.A. DE C.V.
JANSSEN DE MÉXICO, S. DE R.L. DE C.V.
JÁUREGUI, NAVARRETE Y DEL VALLE S.C.
JUGOS DEL VALLE
LABORATORIOS LIOMONT
MANPOWER GROUP
METLIFE MÉXICO
MICROSOFT MÉXICO
MONDELÉZ INTERNATIONAL
NESTLÉ MÉXICO, S.A. DE C.V.
NEXTEL DE MÉXICO
NOVARTIS
NUEVA AGROINDUSTRIAS DEL NORTE
PEPSICO ALIMENTOS MÉXICO
PHILIPS MEXICANA, S.A. DE C.V.
PRODUBAN MÉXICO
PRODUCTOS MEDIX S.A. DE C.V.
PROVIDENT MÉXICO
PWC MÉXICO
SANTANDER
SC JOHNSON
SEGUROS MONTERREY NEW YORK LIFE
SHELL
SIEMENS
SISTEMA DE CRÉDITO AUTOMOTRIZ, S.A. DE C.V. (SICREA)
SODEXO MÉXICO ON-SITE SERVICES
SOLUCIONES 24/7
SOLUCIONES DINÁMICAS
SUKARNE
SURA MÉXICO
TELEFÓNICA MÉXICO
TELÉFONOS DE MÉXICO S.A.B. DE C.V. 
US COTTON MÉXICO S. DE R.L. DE C.V
WALMART DE MÉXICO Y CENTROAMÉRICA
ZIMAT CONSULTORES
UNIVERSIDADES Ampliar +  
UNAM relanza su canal de televisión
El conflicto en Iztapalapa continúa durante el periodo de vacaciones de la UNAM
Finaliza la tensión entre los estudiantes de la unidad Xochimilco y la UNAM
 Universidades










































Sobre los datos que piden los bancos

El "coste" de las restricciones legales a los ficheros positivos de solvencia


¿Hay derecho? 3 de junio de 2016 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en TwitterComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS

He hablado en muchas ocasiones en el blog de cómo la pretendida protección de la privacidad de los ciudadanos está sirviendo de patente de corso a los bancos para restringir la competencia y asegurarse una cartera de clientes que son cautivos de su entidad financiera.

Un caso real pone de relieve lo dicho. Un cliente va a pedir un préstamo a una entidad financiera que no es la suya. Con el objeto de evaluar la solvencia el banco solicita al cliente una documentación: DNI/NIF del solicitante, la declaración de IRPF del último ejercicio, las 2 últimas nóminas, y escritura de la propiedad de la vivienda, informando a pie de página del cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre sobre Protección de datos de carácter personal. Enviada la documentación, el solicitante se encuentra con la sorpresa de que el empleado le pide por correo electrónico “extracto de movimientos bancarios de los últimos 3 meses” del otro banco donde actualmente tenga domiciliada el solicitante su nómina o pensión. Concretamente y con carácter general, se pide por el banco: “en caso de trabajar actualmente con otra entidad, extracto de cuenta/s donde se abonen las nóminas y se caguen sus préstamos (mínimo 6 meses)”. 

Como el solicitante no es cliente de la entidad, ésta carece de información sobre créditos o financiación inferiores a 9.000 euros (que son precisamente los habituales en crédito al consumo), dado que esta información no la proporciona la CIRBE y el banco del cliente no la comparte a credit bureau privados: los ficheros positivos en España requieren el consentimiento del cliente y la voluntad de la entidad de compartir tal información. No es el interés legítimo del responsable del fichero lo que legitima el tratamiento de los datos positivos, sino el consentimiento del interesado.

Ya he dicho en este blog que la entidad no tiene interés en compartir información positiva para evitar el riesgo de fuga de clientes y se escuda en la protección de la privacidad y en la falta de consentimiento del interesado el cual no es solicitado porque la entidad en realidad no tiene real interés en compartir información. Si el banco al que se solicita el préstamo pudiera acceder a los datos positivos del cliente (préstamos asumidos, tarjetas de crédito revolving, es decir, su comportamiento crediticio), no tendría que pedir los movimientos de cuenta corriente y si lo hiciera no sería pertinente (art. 4.1 LOPD).

Pero como el sistema autoriza esta opacidad de información que limita las posibilidades de los prestamistas de hacer una evaluación adecuada de la solvencia, las entidades se ven obligadas a solicitar más datos. El problema es qué datos pueden pedir y particularmente ¿puede pedir una entidad financiera los movimientos de la cuenta corriente que el solicitante tiene en otra entidad?

Hay que tener en cuenta que aportando estos datos, se está dando mucha más información que la requerida para la evaluación de la solvencia ya que se dan datos sobre aficiones, hábitos de consumo, religión, opiniones políticas o vida sexual, teniendo en cuenta en qué ha gastado el dinero el cliente. Piénsese que los cargos de una tarjeta de débito van directamente a la cuenta corriente y pueden reflejar el concepto que motivó el gasto. Hay que aclarar que esta información no aparecería en un fichero positivo, que solo da datos de riesgos asumidos pero no de en qué bienes y servicios el deudor ha gastado sus recursos.

Pues bien, la LOPD impone restricciones a los datos que se pueden solicitar. Así, según el denominado principio de finalidad y de pertinencia regulado en el art. 4 LOPD:

  1. Los datos de carácter personal sólo se podrán recoger para su tratamiento, así como someterlos a dicho tratamiento, cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades determinadas, explícitas y legítimas para las que se hayan obtenido.
  2. Los datos de carácter personal objeto de tratamiento no podrán usarse para finalidades incompatibles con aquellas para las que los datos hubieran sido recogidos. No se considerará incompatible el tratamiento posterior de éstos con fines históricos, estadísticos o científicos.

Esto significa que no podrán solicitarse ni registrarse más datos que los estrictamente necesarios para llevar a cabo la finalidad de que se trate, aunque fuesen susceptibles de serlo para cumplir objetivos futuros. La persona a la cual se le requieran datos que resulten excesivos, podrá negarse a suministrarlos, amparándose en el artículo 4.1 de la LOPD.

La finalidad de la entidad es evaluar la solvencia del prestatario. La regulación vigente, da mucho margen a las entidades para pedir documentación. Así la Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios señala en su art. 18 relativo a la obligación de evaluar la solvencia del deudor disponque “la entidad de crédito, antes de que se celebre cualquier contrato de crédito o préstamo, deberá evaluar la capacidad del cliente para cumplir con las obligaciones derivadas del mismo, sobre la base de la información suficiente obtenida por medios adecuados a tal fin entre ellos, la información facilitada por el propio cliente a solicitud de la entidad. Esta norma se reproduce en el artículo 14 de la Ley 16/2011, de 24 de junio de Crédito al consumo y en el artículo 29.1 de la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible. No hay límites a la información que pueda solicitar la entidad siempre que se adecúe a la finalidad de evaluación de la solvencia del solicitante. Por el contrario, con los ficheros de solvencia positivos, el cliente no proporciona la información, sino que serían sus acreedores los que la darían. 

Dado que, como he dicho, las entidades carecen de datos sobre riesgos inferiores a 9.000 euros, podría pensarse que requerir los movimientos de cuenta corriente es pertinente y de acuerdo a la finalidad para la que la entidad los recoge, que es la evaluación de la solvencia. Caso de que el solicitante se oponga, verá denegada su solicitud de préstamo por falta de información, algo que insisto está provocado por el deficiente sistema de información crediticia.

Sin embargo, cabría dudar de la pertinencia de la solicitud de tal información, ya que podría la entidad limitarse a pedir al solicitante que aporte su historial crediticio en la otra entidad, algo que ya autoriza el artículo 2 de la Ley 5/2015 de 27 de abril de Fomento de la actividad empresarial para las Pymes cuando su entidad les corta la financiación. En este caso ésta deberá aportar un documento con el historial crediticio de los cinco años anteriores. No se trata de que se aporte un scoring, sino que la entidad con la que trabaja el solicitante aporte su historial crediticio para que pueda solicitar un préstamo en otra entidad. En ese historial no aparecería los gastos que efectivamente ha realizado el deudor. Es una información menos sensible y creo que el deudor tiene derecho a pedir esos datos a su entidad porque son suyos. De admitirse esto, no sería pertinente pedir los movimientos de cuenta corriente.

La Agencia de Protección de Datos se ha pronunciado sobre el caso al que me he referido en la resolución de 10 de marzo de 2016 señalando que es legal que la entidad pida los movimientos de cuenta corriente, con una argumentación llamativa: el cumplimiento de la normativa contenida en la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo… Todo vale, por lo que parece…

Obsérvese que las restricciones de la LOPD con la excusa de la protección de la privacidad del ciudadano generan una situación donde precisamente su privacidad resulta más comprometida. Como he dicho, un fichero positivo informa de las deudas asumidas y de que están cumplidas en tiempo, pero no informa de los gastos hechos con dichos créditos. Por ejemplo, se informa de que el deudor es titular de dos tarjetas de crédito revolving y de su límite, pero no de los gastos realizados con dichas tarjetas. Y además esos datos los proporcionan los propios acreedores y no el consumidor evitándose que éste engañe cuando su nivel de endeudamiento es alto.

Por el contrario, si damos los movimientos de nuestra cuenta corriente la información que estamos aportando es mucho más sensible pues aparecerían por ejemplo los gastos que hacemos. Esta información le servirá a la entidad para ofrecernos otros productos y por lo tanto hacer negocio. Este efecto no es casual, está medido.

Y no se diga que la entidad no puede utilizar esos datos con otra finalidad porque la LOPD no prohíbe utilizar los datos para finalidades distintas (así lo hacía la LORTAD) a la que justificó la recogida de los datos, sino que lo que prohíbe es que sean finalidades incompatibles con los que justificaron su recogida. Cuando se prohíbe unos datos para finalidades incompatibles, se permiten otros tratamientos para finalidades compatibles a pesar de que sean distintos. La Directiva de Protección de datos hablaba de incompatibilidad en el tratamiento de los datos y, sin embargo, la ley española se refiere a finalidades incompatibles. Los datos obtenidos en este caso por la entidad financiera pueden manipularse para conseguir finalidades distintas con tal que sean compatibles con el objetivo inicial. A pesar de la restrictiva interpretación que han hecho los tribunales respecto del término “finalidades incompatibles” (equiparándolo con finalidades distintas)[1], con los movimientos de cuenta corriente, la entidad tiene unos datos que le permitirían ofertar otros productos al solicitante y hacer negocio. El Reglamento europeo de protección de datos tampoco es precisamente claro en la descripción del principio de no tratamiento para finalidades incompatibles.

Por lo tanto, el que no fluya de manera controlada la información positiva del cliente, el que no autoricemos que nuestra entidad comparta nuestra información sobre nuestra condición de buenos pagadores perjudica notablemente a los consumidores y beneficia a los bancos comprometiéndose la privacidad del ciudadano que se ve obligado a dar una información adicional mucho más sensible que, no obstante, se considera pertinente y adecuada a la finalidad de evaluar la solvencia por parte del prestamista.

El consumidor debe percatarse de la trascendencia que tiene para él que la información positiva, la de que es buen pagador (los datos negativos circulan sin su consentimiento) le favorece impidiendo que le pidan información más sensible, permitiendo un ajuste del coste crediticio a su prima de riesgo real de forma que los buenos pagadores salgan beneficiados por menores tipos de interés y puedan libremente cambiar de entidad. Ello mejorará las condiciones del nuestro maltrecho mercado de crédito que tan importante es para la economía.


Otros asuntos de Blogs
¿Por qué es bueno para el consumidor que los bancos compartan datos positivos de solvencia?
Segunda oportunidad, crédito público y ayudas de Estado.
Evaluación de la solvencia y Anteproyecto de crédito hipotecario. Más de lo mismo
La Propuesta de Directiva europea sobre "segunda oportunidad" para empresarios persona físicas
Sobre la obligación de las entidades financieras de entregar el historial crediticio al cliente
La resistencia a la retroactividad en el pago de alimentos a menores de edad
Hacia un régimen de insolvencia personal europeo: en la UE se prepara una Ley de Segunda oportunidad
Las "sorpresas" del régimen de separación de bienes: la compensación del trabajo doméstico
Todavía no hay segunda oportunidad para los empresarios que fracasan
Una "segunda oportunidad" para la persona física insolvente. Cambios de última hora…
COMENTARIOS
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  E-mail (*):  
  Titulo:  
  Comentario:  
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website ibercampus.mx tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de ibercampus.mx y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Ibercampus.mx declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Vanity Fea
La ley de España también ha de regir en Cataluña
José Ángel García Landa
El Envés
El eclipse de la ética en la actualidad
José Carlos García Fajardo
Neuronas del alma. El intangible del cambio
Desarrollo de una estrategia nacional para impulsar la inteligencia artificial
Mar Souto Romero
Futurolandia
Reinventando empresas
Antonio Pulido
Inclusión financiera
El riesgo de nueva crisis financiera europea, aún evitable
Carlos Trias
¿Hay derecho?
¿Por qué es bueno para el consumidor que los bancos compartan datos positivos de solvencia?
Matilde Cuena Casas
Transitar por Eurolandia
El neoliberalismo, ¿un nuevo paradigma o una estafa científica?
Donato Fernández Navarrete
Sociedad Inteligente
Presentación del libro "2025: Bienvenidos a la Sociedad Inteligente"
Rafael Martinez-Cortiña y Mar Souto Romero
Your international partner on-line
Blockchain: la tecnología de moda
Ángel Luis Vazquez Torres
Infolítico
El peligro de Trump para la supremacía de EEUU
Gustavo Matías
Universidad y futuro
Fanny Rubio, perfil de una profesora universitaria
Eva Aladro Vico
Desde mi trastorno bipolar
El consentimiento informado de los pacientes de Salud Mental
Beatriz Tarancón Sánchez
Desde China
La ciudad china de Hangzhou gestiona su tráfico con inteligencia artificial
Di Wang
Miss Controversias
Las matemáticas en el desarrollo económico actual
Ana González
Solidarios
El arte alivia y puede curar dolencias mentales
Carlos Miguélez Monroy
Cuestión de estilo
El lenguaje oscuro también puede ser una "jerga de rufianes"
Javier Badía
Economía sin dirigir
La Comunidad de Madrid, líder en creación de empleo de calidad
Iván Campuzano
Vueltas al conocimiento
El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios
Fátima Arranz
Gobierno y bien común
España será el epicentro de la nueva economía
Diego Isabel
Al otro lado del marketing
Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft se unen para frenar el terrorismo en Internet
Clemente Ferrer
Goliardos s.XXI
Suicidio de la democracia
J. A. Ventín Pereira
Economía Zen
Digamos no al miedo
Miguel Aguado Arnáez
Luces de Bruselas
Fondos Estructurales y Fondos de Inversión Europeos
Raúl Muriel Carrasco
¿Quiere un blog propio y leído en todas las universidades?
Infórmese aquí
LIBROS
El mundo que nos viene. Retos, desafíos y esperanzas del Siglo XXI
El Gobierno de la empresa
Antisistema. Desigualdad económica y precariado político
Migraciones Internacionales
La ineficacia de la desigualdad
Qué está pasando con tu Sanidad
TESIS Y TESINAS
La digitalización realza la eficacia de los congresos presenciales, según una tesis de la UJI
España, 10º país en investigación en salud
cambio en Venezuela
Las mentiras tienen un 70% más probabilidades de ser retuiteadas que la verdad
Diversión y comodidad, principales principios orientadores de las TICs en la universidad
Cuando los estudiantes usan las herramientas tecnológicas sin fines educativos
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS